Acera, banqueta, vereda, andén…

De acuerdo con Wikipedia con datos a 2019, el idioma en que está escrito este blog, y que muchos hablamos, el español o castellano, tiene más de medio billón de hablantes. Así, es la cuarta con más hablantes del mundo (segunda si nos concentramos sólo en hablantes nativos). Son muchas las personas y extensa la geografía en que se habla este idioma (con países predominantemente hispanohablantes en América, Europa y África, más la Isla de Pascua chilena en Oceanía). Esto explica, en parte, que algunas palabras tengan muchos sinónimos. Incluso el mismo nombre del idioma, castellano, cuenta con varios. Buscapalabra.com le asigna 23, aunque muchos en desuso. Sin embargo, una palabra que genera especial confusión, por el uso diario y necesario (en sentido literal y figurado), es la palabra acera… ¿o banqueta?… ¿o andén?… ¿o vereda? Veamos.

Acera.jpg

Tres de estas palabras se refieren a funciones que cumple esa franja de suelo, usualmente más elevada que el arroyo vehicular (también llamado calzada o superficie de rodamiento, pero no nos distraigamos). Banqueta (empleado principalmente en México y Guatemala) se refiere a que, debido a esa elevación, uno puede usarla para sentarse. Una de las definiciones de banqueta según la RAE es «banco corrido y sin respaldo». Aunque el nombre venga de tiempo atrás, hoy día, con el crecimiento del parque vehicular, usar una banqueta como banqueta suena poco recomendable. Por su parte, andén (empleado en Colombia) refiere el uso que tiene como espacio donde se puede esperar y abordar el transporte. La RAE lo contextualiza en las estaciones de tren como «acera a lo largo de la vía», y en los puertos como «espacio de terreno sobre el muelle donde andan las personas». Por último, vereda (que se extiende por el hemisferio sur americano) apela a la imagen de un camino por donde transitan personas y animales (lo que hasta el día de hoy sucede en las aceras… ¿o banquetas?). La primera definición de la RAE es: «camino angosto, formado comúnmente por el tránsito de peatones y ganados».

Ahora bien, hablemos del término preferido por la RAE, el de mayor cobertura geográfica: acera. La RAE (fincada en España al fin y al cabo) brinda como su primera definición: «orilla de la calle o de otra vía pública, por lo general ligeramente elevada y enlosada, situada junto a las fachadas de las casas y particularmente reservada al tránsito de peatones». Sin embargo, si nos vamos a su etimología, descubriremos algo sorpresivo: acera viene de la palabra en latín faciera (lo que contornea las fachadas). Curiosamente, es la única que no habla una función (ni sentarse en ella, ni esperar el transporte ni caminarla), sino de una posición respecto de la fachada que podrían ocupar otros elementos (calzadas, rejas, setos, cubresuelos, etc.). Desde este punto de vista, acera podría ser la «menos correcta»; aunque, en realidad, todas comunican la idea y son igual de válidas. ¿Tú con cuál te quedas?


Lo mejor de todo -> ninguna palabra es igual a otra; esta diversidad nos da chance de vivir lo mismo desde muchos más sonidos, imágenes y juegos de palabras.

Lo más interesante -> las aceras no sólo cubren o sostienen tendido eléctrico o tuberías, sirven para colectar agua y, aún mejor, pueden generar electricidad con tus pasos.

Incrementa tus probabilidades -> Poner… ¿banquetas?, no es sólo echar cemento. La Ciudad de México produjo un manual específico para diseñarlas y construirlas. ¡Conócelo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s