Santa Claus, Indiana

Al rededor del mundo existen lugares con nombres no sólo originales, sino extraordinarios. Leticia, en Amazonas, Colombia, tiene una historia de amor digna de novela. Viljoenskroon, en Free State, Sudáfrica, suena a película de niños. En el caso del puerto amazónico Leticia, fue un ingeniero responsable de ejecutar varios trazos para esa urbe, llamada San Antonio, quien propuso sustituir el nombre del santo por el de su amada: una mujer angloperuana de nombre Leticia Smith. La joven quedó inmortalizada entre las faldas acuosas del amazonas y el reboso verde suntuoso de la selva que abraza a la ciudad portuaria por los hombros. En el caso de Viljoenskroon, su nombre honra al dueño de la granja en que creció el pueblo, el señor Viljoen, y su caballo Kroon. Aunque ambas historias casi parecen ficción, todo apunta a que los personajes fueron reales. No así el personaje en cuyo honor se dio nombre a un poblado de Estados Unidos que parece de cuento. Hablamos de un pueblo en el estado de Indiana llamado Santa Claus.

Santa Claus Indiana

La localidad tiene casi 2 mil 500 habitantes. Fundada en 1849 bajo el nombre de Santa Fe, esta denominación fue rechazada por el servicio de correos. Por ello cambió su nombre a Santa Claus. Esto se convirtió en el principal símbolo de identidad y activo económico del pueblo. Las vialidades y los hitos del poblado se relacionan de una forma u otra con la navidad. Cuenta con el Boulevard Navidad y el Boulevard Holiday (que puede traducirse como día santo, o como vacaciones). Sus principales espacios comerciales y culturales se relacionan con Santa, San Nicolás y los renos. A su oficina de correos llegan cartas de todo el mundo que son respondidas por voluntarios y su envío se financia con donativos. Esto posiciona al pueblo frente al mundo.

Entendido así, no es un gasto. Su navidad dura todo el añoy la derrama económica es significativa. El ingreso en Santa Claus es mejor que el promedio de Indiana y Estados Unidos. A nivel familiar supera en 14% al del país. Sólo el 3.6% gana menos de 15 mil USD al año (frente a Indiana y Estados Unidos donde la población bajo este ingreso ronda el 12%). Aunque 1 de cada 5 trabajadores de dedica a la manufactura, hay un número considerable de personas en el entretenimiento o servicios públicos en Santa Claus: tres veces más proporcionalmente que en el resto del país. El porcentaje de personas con educación universitaria o de maestría es mejor en Santa Claus que en su nación y estado. El desempleo es también menor y la tasa de crímenes violentos de la mitad.

Santa Claus es un ejemplo de cómo un cuento bonito, una ficción, puede dar lugar a una realidad muy agradable. Esta formación de identidad que permite identificar a una localidad, sentirla única, es conocida como city branding, y es uno de los grandes retos del turismo y las ciudades de servicios del siglo XXI (resuelto en el caso de Santa Claus, casi por azar, desde el siglo XIX).


Lo mejor de todo -> una versión del nombre del pueblo es que una niña oyó campanas, lo relacionó con Santa Claus y a la gente le pareció un buen nombre. Lindo, ¿no?

Lo más interesante -> Santa Claus no está ni en el Polo Norte ni cerca de ciudades grandes y es un éxito… entonces, ¿será que siempre la localización es determinante?

Incrementa tus probabilidades -> si has considerado viajar a Santa Claus, Indiana, el pueblo cuenta con un sitio para orientartey tengas así la mejor experiencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s