Realidad virtual urbana

A lo largo de la Historia, distintas innovaciones técnicas han transformado radicalmente el modo en que se viven las ciudades. Desde las máquinas de vapor (para la industria y el transporte) hasta los elevadores (que densificaron las ciudades de formas imprevistas). La tecnología cambia el modo en que habitamos. Una de las tecnologías que hoy nos lleva a anticipar cambios en el modo en que vivimos es la realidad virtual (conocida popularmente como VR).

Realidad aumentada

Actualmente se discute si, una vez popularizada esta tecnología (que con unas gafas nos permite sentirnos en espacios modelados en 3D) el número de viajes intraurbanos tenderá a disminuir. No significa que los encuentros virtuales vayan a sustituir por completo a los presenciales (desde hace tiempo se tienen el teléfono y la videollamada, y la gente se sigue reuniendo). Pero muchas interacciones que hoy tenemos desde la oficina hasta la escuela podrían ser suplidas con un éxito considerable por la realidad virtual. El cambio en la demanda de servicios de transporte podría aliviar la presión que suele significar este rubro en los presupuestos gubernamentales aunque, al mismo tiempo, si el decremento fuera severo, el transporte público masivo podría volverse ineficiente. La inversión tendería seguramente a derivarse hacia la infraestructura de telecomunicaciones, frecuentemente pagada por los consumidores. Tendría que verse la manera de hacerla accesible a todos.

Hoy día ya hay programas informáticos con esta tecnología en videojuegos donde sobrevivir el apocalipsis y hasta para aprender a bailar salsa (independientemente de qué tan buenos sean), por lo que podemos esperar nuevas aplicaciones. Por ejemplo, mejorar el funcionamiento de las ciudades. La empresa The Urban Future cuenta con simulaciones en realidad virtual que permiten experimentar nuevas ideas. Una interesante es una aplicación que permitirá si a uno le tocará un semáforo en rojo en la siguiente esquina o pasará sin problemas; cuando se informe que viene el alto, el usuario podrá reducir la velocidad desde antes para no detenerse de pronto y perder tiempo y combustible en el arranque. Hay muchas más aplicaciones. VirTimePlace permite reproducir en un dispositivo móvil la apariencia original de monumentos históricos por donde uno pasea. Además de la realidad virtual, existe también la realidad aumentada (AR), que consiste en añadir elementos virtuales a un entorno real. A través de la pantalla de un celular se puede visualizar (sobre la imagen que percibe su cámara o sobre nuestra localización en un mapa) desde información sobre transporte público hasta pokemones.

Aunque estas tecnologías pueden aportar grandes ventajas, también se han visto envueltas en polémica. Si bien Pokemon Go activó espacios públicos alrededor del mundo, también se vio envuelto en 150 mil accidentes viales (algunos fatales) en menos de cinco meses con tal de atrapar un pokemon. Tal vez la realidad virtual y aumentada deban regularse pronto, en lo que se desarrolla la cultura de su uso responsable en las ciudades.


Lo mejor de todo -> la realidad virtual y aumentada podría ser una estrategia de negocios importante para el turismo cultural frente a la oferta de sol y playa.

Lo más interesante -> habiendo en algunas ciudades salas y parques de realidad virtual, ¿se volverán un equipamiento físico necesario para reproducir los entornos no físicos?

Incrementa tus probabilidades -> existen en internet cursos básicos de VR para principiantes que no tienen costo alguno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s